Menu
Actividades y juegos / Ecomaternidad

Ruta senderista con carrito de bebe: La horizontal en San Lorenzo del Escorial (Madrid)

La Sierra de Madrid esta llena de rutas senderistas muy conocidas por los aficionados al senderismo en esta Comunidad. Las hay para todos los niveles incluso rutas senderistas familiares para disfrutar con los más pequeños. Hoy quiero compartir con vosotros una de esas rutas fáciles, bonitas y agradables que se pueden transitar con los niños, incluso con carritos de bebé: La senda La Horizontal de San Lorenzo de El Escorial (Madrid)

Características técnicas

Se trata de una ruta lineal, muy sencilla, que transcurre por la conocida como Senda Horizontal, en el monte Abantos, junto a San Lorenzo de El Escorial. Es una senda verde perfectamente acondicionada con un camino de tierra amplio y compacto, sin ningún tipo de baches. 

Powered by Wikiloc
  • Localización: Monte Abantos, San Lorenzo de El Escorial
  • Punto de inicio: Restaurante La Horizontal (ver mapa)
  • Dificultad: muy fácil
  • Tipo de ruta: lineal
  • Nº de Km: 4,5 km (ida) 
  • Desnivel: 32 m

Descripción de la ruta

Para comenzar esta ruta debemos dirigirnos al Restaurante La Horizontal. Ahí encontraremos una carretera con varias plazas de parking donde podemos dejar el coche (si vas en fin de semana, es recomendable ir temprano para encontrar sitio). Al final de esa carretera comenzaremos un camino junto a un muro de piedra de una urbanización.

Continuamos recto por ese camino hasta llegar a una verja que debemos abrir para pasar. En ese punto comienza la senda La Horizontal. Nos recibe un cartel con las características de la ruta e información interesante sobre la flora y fauna de la zona (aunque algún gracioso ha decidido dejar su firma por encima) 

Desde este momento el camino no tiene pérdida. Es un camino amplio, fácil de seguir que transcurre por un precioso pinar lleno de vegetación. 

La ruta, además, dispone de papeleras durante todo su recorrido (espaciadas), así como bancos en puntos estratégicos y algunas mesas de merienda. Poco después del inicio de la ruta nos topamos con un mirador con uno de estos bancos y papeleras, con unas vistas espectaculares de la Comunidad de Madrid, donde se ve el Lago Valmayor y las Torres de Madrid al fondo.

Es una ruta botánica señalizada con carteles que muestran información de las especies que encontramos. Una buena excusa para pararse con los peques a leer y aprender. También tiene varios riachuelos en distintos puntos de su recorrido con un acceso fácil para que los peques se acerquen a curiosear y poder dejar el carrito cerca. 

Detalle de cartel con información botánica
Detale de uno de los riachuelillos.

El tramo final de la ruta presenta un pequeño desnivel, fácil de transitar. Realizando la ruta de ida el desnivel es cuesta abajo y al llegar al final y volver de vuelta, el desnivel es cuesta arriba, pero es bastante asequible para cualquiera.

Cuesta arriba volviendo.

Al llegar al final hay que dar vuelta para volver a recorrer nuestros pasos. Sin duda se trata de una ruta de senderismo perfecta para ir con un carrito de bebé o con bicicletas infantiles. Una ruta que nos pone en contacto directo con la naturaleza por un camino fácil, muy bien acondicionado y lleno de secretos naturales por descubrir que harán las delicias de toda familia inquieta por el medio natural.


El senderismo es una actividad fantástica para estar en contacto con la naturaleza y enseñar a los niños el respeto por la misma y valores de ecologismo y responsabilidad. Espero que os haya gustado este post y os animéis a descubrir esta fantástica ruta, un abrazo para todos y todas, sed felices, nos vemos en las redes.

No Comments

    Leave a Reply